Inicio
Catálogo
Libros
English
Novedades
 
  Catálogo/Jazz-Instrumental
  Catálogo/Clásica
  Catálogo/Folklore
  Catálogo/Metal
  Catálogo/Rock
  Catálogo/Tango
  Catálogo/Canción-Pop
  Catálogo/Varios
  IMAGEN Y SEMEJANZA    
    Juan Pablo Compaired    
    PA 029 (1991)    
         
   
 

Lado A
1 - Propiedades de los números. 3:20
2 - Tranquilidad en el mar. 4:38
3 - GOGO. 4:12
4 - Sistemas. 4:22

Lado B
1 - Mercado inmobiliario. 4:18
2 - Pasos adelante. 3:24
3 - Cuanta noche. 2:35
4 - Imagen y semejanza. 4:53

   
     

Todos los temas compuestos, interpretados y producidos por Juan Pablo Compaired.

Ficha Técnica

Equipamiento: Saxos Yamaha (Boquillas Dukof f), Yamaha WX7 Wind Controller, Roland S550, Oberheim Matrix 1000, Ensoniq SO 80, EMU Procussion, Macintosh SE/30 (MOTU Performer).
Fotos: Andrea Knight.
Diseño gráfico y arte final: Rodolfo Fuentes (ADG)
Master realizado en estudio NAIF por Roberto Furtado.

Agradecimientos: A todos los que me apoyaron en ésta idea. A mis padres, Dora y K.; a Laura; a Ala; a los Lágrimas: Diego, Mario, Jaco y Juan; a Pollo Raffo, George Valiente y Fer Michelin. A Ardilla Espinosa y Daniel K. por su desinteresada colaboración.
Agradezco especialmente a Gerardo, Ángel y Rodolfo, de Perro Andaluz, por su paciencia y por darme la oportunidad de editar éste material.

Imagen y semejanza era el título de un cuadro que vi una vez. Estaba firmado por un tal K. Cuando empecé a componer para ésta gra-bación todo era como un buceo de ideas. Tanto el título en sí como las cosas que estaban detrás de él permanecían ocultas. Entonces recordé esa pintura, la del señor K, esa en la que había un hombre mirándose en una especie de espejo vacío. Me gustó la idea. Imagen y semejanza: el creador creán-dose a sí mismo, observándose. Conocién-dose. Y pensé: porqué no hacer una grabación en la que cada músico sea creado a mi imagen y semejanza? Luego de criticar el narcisismo y omnipotencia de ésta decisión acepté el reto que me habla planteado. El desafío era pensar como cada ejecutante sin caer en una absurda intelectualización, ya que la música debe fluir. Siempre. Al fin y al cabo, es nuestra propia imagen (y semejanza) la que siempre va cambiando.
J.P.C.


   
           
         
     
©Andrea Knight